(¯`• Filóloga Bibliófila •´¯): IMM #11: Pomelo y Limón

Panel de Administración Escritorio Nuevo post

IMM #11: Pomelo y Limón

jueves, 23 de julio de 2015

¡Tachín, tachán! Hoy presento un libro nuevo que ya engrosa mi biblioteca personal. ¿Crees en las casualidades, en los hechos fortuitos que de pronto se plantan delante de ti? Pues me ha pasado. La novela Pomelo y Limón llegó por una triste casualidad a mis manos... Bueno, mejor empiezo por los datos "técnicos".

Título: Pomelo y Limón
Autora: Begoña Oro
Editorial: SM
¿Comprado, prestado, regalado, ganado?: No sabría decir...
Sinopsis:

Jorge y María son dos adolescentes como tantos otros: salen con sus amigos, se comunican con ellos en las redes sociales, se enamoran… Todo esto sería normal si las madres de María y Jorge no fueran tan famosas. Así, los dos chicos se ven envueltos en una espiral de rumores de la que solo salen recordando que las palabras que elegimos para contar nuestra historia son las que realmente dan forma a nuestro mundo.

¿Y por qué digo que llegó a mí por casualidad? Agárrate los machos porque Pomelo y Limón... ¡me lo encontré en la calle! Sí, tirado a la basura; al menos lo dejaron en el suelo junto al apestoso cubo. Y que conste: el libro estaba limpito, aunque nada más llevármelo a casa lo desinfecté. Ignoro de si alguien lo perdió o lo dejó adrede para que un aburrido transeúnte se lo llevara en cuanto tirase su bolsa de basura del día. ¿En serio? No, me dije, hay mejores sitios donde "dejarlo tirado u olvidado" (¿Conoces el bookcrossing, las mesas y estantes de una biblioteca, pongamos por caso?). Pero junto a la basura estaba claro que dejado por casualidad naranjas de la china. Quien fuera con mala fe prefirió que fuese pasto del vertedero, tristemente. Y me dolió mucho pensar que todavía hay quien tira libros a la basura, ¡es un insulto a la inteligencia, a la razón y a la cultura! Qué coraje, Dios, como cuando abandonan a las mascotas... Da igual, la cuestión es que me llevé el ejemplar a casa ipso facto. Y hoy precisamente he terminado de leérmelo, y todo lo que puedo decir por ahora -a espera de la reseña- es que me ha gustado. Me ha costado conectar con la historia de amor imposible de María y Jorge, pero ha sido una lectura fresca y ágil.
 
Parece que está nuevo en estas fotos, pero en verdad la contraportada está algo doblada por las esquinas...

 
Aprovecho este IMM para hacer un pequeño alegato:

Querido amig@, seguidor/a o no de mi blog, y ante todo lector/a: no tires jamás un libro a la basura si este no te gusta. Dónalo a Cáritas, regálalo a tu vecino del quinto, préstaselo a un compañer@ de clase... ¡yo qué sé! Siempre hay alguien al que sí le pueda gustar. La cultura ya anda mal como para que ahora vengas tú y la sigas matando. 

Para que te entre bien en la cabeza, esa que tanto trabaja cuando lees y no te das cuenta, te invito a que apoyes mi campaña vigente en el blog a favor de los libros. Y si no te es suficiente piensa en lo que una vez dijo Emily Dickinson:
 

Para viajar lejos, no hay mejor nave que un libro

 
Y como descubra quién tiró Pomelo y Limón a la basura...  

1 bibliofilia:

  1. Estoy de acuerdo contigo. Que bonito que lo hayas rescatado.
    Besos!

    ResponderEliminar

Límpiate los zapatos antes de entrar si quieres que te abra la puerta. Si vienes con spoilers, llama primero al timbre. Si traes publicidad o spam, ni te molestes en llamar. Dime quién eres y deja la anonimia aparcada junto al felpudo. Si quieres que visite tu morada, dímelo, y si me gusta cómo la tienes, seremos buenos vecinos. Si me dejas mensaje en mi buzón, te mandaré otro a ti.


COLABORANAFILIACIÓNPOLÍTICASWEBMAPCRÉDITOS