(¯`• Filóloga Bibliófila •´¯): agosto 2013

Panel de Administración Escritorio Nuevo post
Por diversos motivos a lo largo de este 2017, el blog ha quedado en decadencia. Acumulo lecturas y reseñas muy atrasadas. Pero en breve pretendo retomar la actividad bloggera. ¡Paciencia y buenos alimentos, que no me he ido! (aunque me ausenté sin despedirme... *tirón de orejas*)

Artículo #21: Cinco libros imposibles (o que tiran para atrás)

sábado, 31 de agosto de 2013

Porque todos tenemos lecturas holgazanas difíciles de digerir


Caray, parece que fue ayer cuando escribí mi último artículo. Versaba sobre el 70º aniversario de El Principito. Años luz de aquello (abril, para más inri). Confieso que he tenido aparcado en una esquina, casi marginado, esta sección, pero las ideas rascan, la inspiración vagabundea alrededor mía y nada, no hay manera de cogerla al vuelo. Pero et voilà: heme aquí. O al menos, en apariencia a la rutina de redactar informes sobre temas de pasión bibliófila.

Retomo la sección con lo siguiente: un top 5 de libros difíciles de terminar, culminar, acabar, finiquitar..., llamémoslo como más nos plazca pero la esencia radica en que hay novelas que son incomibles (¿se dice así?). Vamos, que se nos atragantan a medio camino entre lectura difícil e imposible. En cada asalto lo damos por perdido porque no nos engañemos: hay libros que por desgracia no podemos con ellos, clásicos y contemporáneos por igual. De los primeros, pertenecientes a la literatura universal, hay unos cuantos, que siento decirlo, son un tostón y resultan pesados, aburridos (con todo el respeto hacia el arte de la palabra que es la literatura y los escritores de antaño, que ellos sí que eran escritores de los buenos, pero a veces escribían obras que nos dejaban K.O). Por mucho que los eruditos y académicos o hasta la gente del cánon nos digan que se tratan de obras maestras, ya sea por la densidad de sus contenidos o por su condición, irremediablemente las relegamos al final de nuestra estantería, la de libros imposibles o inacabados (y que un día fueron pendientes), y nos olvidamos que están ahí, cogiendo polvo los pobres, nuevísimos ya que han pasado por pocas manos, y vete a saber si alguien se apiadará de ellos.

Sin más preámbulos, mis 5 lecturas complejas de terminar (y empezar) son:

Cachitos de novela #19: La mujer del viajero en el tiempo

martes, 20 de agosto de 2013


Libro independiente

Página 91 ~ Lecciones de supervivencia (Jueves 12 de abril de 1984; Henry tiene 36 años, y Clare, 12)

>> Reseña

Reseña: Ayer, hoy y siempre

viernes, 16 de agosto de 2013

Título original: The Red Book | Autora: Deborah Copaken Kogan  
Género: Juvenil, Narrativa | Editorial: Lumen | Páginas: 441 | Año: 2013 

SINOPSIS: 

Hay un hilo colorado, rebelde, lleno de nudos, que recorre la vida de las mujeres a lo largo del siglo XX hasta llegar a nuestros días. Empezamos a deshacer el ovillo con Un árbol crece en Brooklyn, quecontaba la historia de una chica abriéndose paso en Nueva York en 1912; luego llegó Lo mejor de la vida describiendo los despachos de Manhattan en los años cincuenta, y le siguió Solo para mujeres, la novela que describía las dudas de las mujeres cuando el feminismo empezaba a dar sus primeros pasos.

Ahora el hilo llega hasta nuestros días, enredándose en las vidas de cuatro estudiantes en los ochenta y noventa, una época en que no existía Facebook pero todos los alumnos tenían a disposición un cuaderno de tapas rojas donde apuntaban y compartían sus andanzas una vez dejada la universidad.

Clover, Addison, Jane y Mia fueron rellenando las hojas, pero una cosa es escribir y otra muy distinta es encontrarse hoy de nuevo cara a cara, cuando ya han pasado veinte años, y confrontar los sueños de entonces y las mentiras bien dichas con la realidad: eso se proponen las cuatro amigas a lo largo de un fin de semana intenso, doloroso a veces, y cargado de emociones.

¡Música maestro! #19: No te metas a mi "Feisbuc" (Esteman)

jueves, 8 de agosto de 2013

Feisbuquear, tuitear... son palabras que la RAE ya debería haber metido en el diccionario, sino al tiempo. ¿Quién no tiene una páginita en estas redes sociales? Y quien dice Facebook o Twitter dice Tuenti, Tumblr, Instagram, Pinterest, Circle Me, Google+,... yo qué sé, esto avanza a pasos de gigante. Tendremos redes sociales hasta en la luna que seguro alguna mente pensante ideará alguna aplicación o vete a saber qué para estar conectados con nuestro satélite, adorada madre Tierra. Pero lo que una mente pensante (y friki, muy friki) sí ha hecho es ponerle música a la web creada por Mark Zuckerberg. Un tal Esteman, colombiano para más inri, la ha ideado con mucho ritmo y tino; un tipo muy enrollao que en Twitter pone en su mini-biografía "DeOtroPlaneta vengo y voy" y en Youtube se define como "Músico, actor y camaleón". Y tan pancho oiga. No sé si será de otro planeta (el cantante y su frikada, perdón, canción), pero ya hay hasta un grupo en Facebook para que se convierta en el himno oficial de esta red social. En fin, al menos es divertida y creo muy acorde a los tiempos de hoy. Y para reirse un ratejo, está bien. 

Ahora sólo nos queda esperar que alguien se sienta inspirado por el pajarito azul para decir lo mismo de la red de los 140 caracteres. ¿Tendrá su canción?

Tema: No te metas a mi Facebook.
Intérprete: Esteman.
Y, ¿por qué la recomiendo?: Jaja... xD. Es una guasa en toda regla, divertida, friki, disparatada, absurda... da igual el adjetivo que usemos, es la canción de Facebook, la primera web por la que seguro te enganchaste al fenómeno de las redes sociales. A simple vista parece una chorrada vacía, caprichosa como la red social, pero a fuerza de oirlo se hace crítico sobre el boom de este tipo de sitios que a todo el mundo tiene embobado. Musicalmente es un tema sencillo, pegadizo que Youtube ya se encarga él solito de convertirlo en un hit.


COLABORANAFILIACIÓNPOLÍTICASWEBMAPCRÉDITOS